Regreso a la Actividad Física Post-Aislamiento

 

 

 

Tras el confinamiento obligado por el COVID-19, el reinicio de  la práctica de ejercicio físico-deportiva debe llevarse a cabo  de forma progresiva e individualizada, incluso para aquellas personas que hayan realizado alguna actividad durante el periodo de cuarentena, para no caer en riesgos innecesarios y poder continuar adecuadamente retomando la  actividad habitual. Si se hace en forma brusca con altas intensidades y duraciones prolongadas, puede ocasionar lesiones deportivas (especialmente musculares y tendinosas) o problemas cardiovasculares que pueden ser graves.

La epidemiología lesional muestra aumentos entre un 50% y un 100% si no se respetan las fases de preparación física previo al inicio de las competiciones.

El reinicio para la práctica recreativa/deportiva se basa en un estudio caso por caso que debería considerar las condiciones clínicas individuales, situaciones preexistentes, tipo de deporte y riesgo de infección de otro/as deportistas.

El Médico especialista en Medicina del Deporte es el profesional más idóneo para considerar cuando se puede reiniciar la actividad y si es necesaria la consulta con otros especialistas.

Numerosos trabajos muestran los beneficios de la actividad física moderada en la función inmunológica por lo que sería aconsejable no comenzar con trabajos de elevada intensidad.

Todas las decisiones deberán estar sujetas a la situación epidemiológica establecida por las Autoridades Nacionales, Provinciales y Municipales, además de las condiciones sanitarias donde realizarán la práctica deportiva.

La reanudación de la actividad deportiva y recreativa de la comunidad debe realizarse de manera escalonada dividida en al menos tres fases, con una fase inicial de actividades individual, seguida de trabajo en grupos pequeños (<10) sin contacto, y una  fase posterior de actividades de grupos grandes (> 10) para luego pasar a la fase de contacto completo y la competencia en el deporte.

El momento de la progresión entre las fases  puede estar influenciado y modificado por cualquier evidencia de problemas de transmisión dentro de la comunidad local o grupo deportivo.

La distancia interpersonal debe ser de al menos 2 metros, teniendo en cuenta que las distancias al trotar, correr o andar en bicicleta deben ser mayores que caminando, ya que, a mayor velocidad, se debe mantener mayor distancia de separación dado que las personas en movimiento y la  velocidad del viento generan una corriente y por tanto las partículas de saliva al toser o estornudar pueden esparcirse con mas fuerza y a mayor distancia. Es recomendable mantenerse fuera de dicha corriente y caminar al costado de otra persona y no detrás.

Si dos personas se mueven en la misma dirección y línea la distancia al caminar debe ser de al menos 4–5 metros, en tanto que para correr o  andar en bicicleta a velocidad lenta debe ser de 10 metros y a mayor velocidad no debe ser menor a 20 metros.

Es importante una correcta aplicación de estas medidas tanto a nivel personal de cada deportista, en  los  elementos de uso habitual para la práctica del deporte y en las  instalaciones de las instituciones donde se desarrolla la actividad.

A) Nivel Personal

•  No concurra a practicar ninguna actividad física si no siente bien de salud y contacte a su médico.

•  Todo aquel ejercicio físico que pueda realizar en casa, evita realizarlo en otro ámbito.

•  Al salir y al volver al hogar es fundamental cuidar la limpieza y desinfección de la ropa y los objetos utilizados, así como la propia higiene personal debiendo ducharse el cuerpo en forma completa con jabón después del entrenamiento.

•  Preparar un kit con todos los elementos que serán necesarios para concurrir a realizar actividad deportiva: alcohol en gel, barbijo, antiparras, toalla, pañuelos descartables, elementos para hidratación y refrigerio entre otros. Procure salir con el material necesario e imprescindible para evitar el apoyo de objetos  en ninguna superficie, reduciendo de este modo el riesgo.

•  Viajar sólo y  siempre que  sea posible, camine, viaje en bicicleta, patín tratando de evitar el transporte público por el riesgo de contagios.

•  Es obligatorio el uso de barbijo casero .Es importante tener en cuenta que no reemplaza a las medidas de distanciamiento social, y que se emplea como medida adicional para reducir la posibilidad de transmisión de COVID-19 hacia los demás. El barbijo  debe cubrir por completo la nariz, boca y mentón.

• Al llegar al lugar de práctica limpie sus zapatos al ingreso a la institución y en caso que en la actividad a desarrollar deba descalzarse, usar siempre calcetines antideslizantes.

•  Limitar el tiempo de permanencia en el lugar de entrenamiento al mínimo posible. Considere : "entrar, entrenar y salir ", llegar al lugar donde se realiza la actividad con la ropa deportiva desde su casa y minimizar la necesidad de usar vestuarios, habitaciones, baños y duchas. Evite concurrir al comedor y cualquier reunión social que no sea imprescindible.

•  Siempre que sea posible, mantenga una distancia de al menos 1,5 / 2 metros con cualquier otra persona.

•  Lavarse las manos correctamente en forma frecuente, al llegar al lugar de entrenamiento ,  después de manipular  desperdicios , antes y después de manipular alimentos, luego de haber tocado elementos de entrenamiento o superficies de uso común, después de  manipular dinero, llaves,  luego de ir al baño o  toser, estornudar o limpiarse la nariz. Tenga en cuenta además que el  uso de guantes no reemplaza el lavado de manos.

•  Evitar tocarse la boca, ojos y nariz  luego de haberse lavado correctamente las manos y hasta volver a lavárselas nuevamente

•  Evitar los contactos personales, saludos con las manos, besos, abrazos. En caso de toser , que sea en  el pliegue del codo

•  Evite tocar cualquier superficie de contacto frecuente como picaportes de puertas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, etcétera.

•  En el  desplazamiento activo dentro de una  instalación deportiva evite  los ascensores y utilice las escaleras.

•  No comparta  elementos y equipos de ejercicio en la medida que ello sea posible, tampoco botellas de bebidas, toallas o instalaciones comunes. Limpiar y desinfectar las superficies y los objetos que más se utilizan frecuentemente.

•  Evite expectorar secreciones nasales y respiratorias en espacios públicos al realizar actividad física. Si necesita expulsarlas, use un pañuelo o una bolsa, para posteriormente tirarlo a la basura. 

•  Si la actividad física requiere el uso de barbijo se deberá considerar que éste es un factor que modifica la condición del entrenamiento, ya que el uso de cualquier tipo de máscara protectora afecta al flujo de aire.

•  Si un deportista empieza a presentar síntomas compatibles con la enfermedad cuando realiza la actividad, debe contactarse de inmediato con el personal de salud responsable y abandonar la actividad hasta que su situación médica sea valorada.

B) De los elementos de entrenamiento

•  Evitar compartirlos y en caso  de existir alternancia en el uso de equipos y/o elementos (pelotas,  cuerdas, mancuernas, pesas, colchonetas, remos, escudos, cabezales, barras, indumentaria ), limpiar y desinfectar frecuentemente los que se compartan, no tocarse el rostro luego de tocar un elemento de juego hasta  tanto pueda lavarse las manos en cuanto sea posible.

•  Desechar los materiales de protección descartables utilizados durante las actividades (mascarillas, barbijos, guantes, entre otros). En caso que sean reutilizables, proceder a su correcto lavado con agua y jabón y/o desinfección de acuerdo con las recomendaciones del Ministerio de Salud.

•  Si los elementos quedan en la institución se debe asegurar la sanitización correcta de los mismos para su reutilización.

 

C) De las instalaciones :

•  Las instalaciones de desarrollo del entrenamiento y competencia deportiva  se pueden usar solo si se ha realizado una evaluación estructurada de riesgos y bajo el cumplimiento de un protocolo aprobado por la autoridad correspondiente para reducir la posibilidad de contagio y transmisión de COVID-19.

 

Se sugiere a cada institución la conformación de un grupo de trabajo  conformado por todas las partes involucradas, que establezcan y monitoricen el protocolo a seguir, así como también los responsables de garantizar el cumplimiento del mismo.

•  Se deberá minimizar el uso de las instalaciones comunes, (por ejemplo, gimnasio, cancha) con números limitados de participantes, en principio individual, luego no más de 10 atletas / personal en total , para finalmente pasar a prácticas con más de 10 personas.

•  Planificar la agenda de actividades en forma articulada con todas las disciplinas que se practican en la institución a fin de evitar aglomeraciones en las distintas áreas de las instalaciones para  garantizar el mantenimiento de  la distancia interpersonal de seguridad  de dos metros.

•  El registro de ingreso con huella dactilar o tarjeta será sustituido por cualquier otro sistema de control que garantice las medidas higiénicas adecuadas para la protección de la salud de las personas.

•  Solicite información respecto a la existencia de  protocolos de limpieza y sanitización adecuados  para higiene personal, equipos e instalaciones en el lugar de práctica.

•  Es importante la señalización que incluya información respecto a los puestos de sanitización y la demarcación de los espacios para mantener el distanciamiento interpersonal.

•  Las medidas de distancia previstas deberán cumplirse tanto en los lugares de entrenamiento, vestuarios, y baños, así como en cualquier otra zona de uso común.

•  Se asegurará que todos los deportistas tengan permanentemente a su disposición en el lugar de práctica agua y jabón, alcohol en gel o desinfectantes  autorizados para la limpieza de manos  en la entrada y salida de lugares,  como antes, durante y luego del entrenamiento.

•  Cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros, se asegurará que dispongan de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo para el uso del personal idóneo y debidamente capacitado para su uso.

•  En las tareas de limpieza se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como picaportes de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características. Si se utilizan camas de masaje, proceder  a su  limpieza después de la atención de cada deportista, usando toallas y sábanas de exclusivo uso personal.

•  Se utilizarán desinfectantes  que se encuentran en el mercado y que han sido autorizados.

•  En todos los ámbitos de uso compartido se realizará la limpieza y desinfección del lugar después de cada uso, con especial atención en la frecuencia de limpieza en superficies de alto contacto (recepción, mostradores, material de entrenamiento, máquinas).

•  Asegurar un periodo sin actividad entre sesiones de clases colectivas para proceder a la limpieza y desinfección de las salas después de cada sesión  y  garantizar la seguridad de los trabajadores y usuarios.

• Tras cada limpieza, los materiales empleados y los equipos de protección utilizados se desecharán de forma segura, procediéndose posteriormente al lavado de manos.

•  Se deben realizar tareas de ventilación periódica en las instalaciones para permitir la renovación del aire, teniendo en cuenta la mayor posibilidad de contaminación por secreciones respiratorias, alta temperatura y humedad en ambiente cerrado respetando el factor de ocupación a 4 metros cuadrados y un tiempo de exposición menor a 15 minutos y debiéndose cumplir además la sanitización y ventilación luego de cada turno de entrenamiento y, como mínimo, de forma diaria y durante el tiempo necesario .

•  En los establecimientos que haya ascensor o montacargas, cuando sea necesario utilizarlos, la ocupación máxima de los mismos será de una persona, salvo que sea posible garantizar la separación de dos metros entre ellas, o en aquellos casos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante.

•  Cuando sea imprescindible el uso de aseos, vestuarios, probadores o similares, su ocupación máxima será de una persona con un espacio  de  cuatro metros cuadrados, salvo en aquellas personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante.

•  Para aseos de más de cuatro metros cuadrados que cuenten con más de una cabina, la ocupación máxima será del cincuenta por ciento del número de cabinas  que tenga el lugar, manteniendo durante su uso una distancia de seguridad de 2 metros. Deberá reforzarse la limpieza y desinfección de los referidos aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene de los mismos.

•  Se deberá disponer de cestos para descartar  pañuelos y cualquier otro material desechable. Dichos recipientes deberán ser limpiados de forma frecuente, y al menos una vez al día. En caso de disponer de cestos de residuos, mantenerlos limpios y cerrados con una tapa de accionamiento no manual.

S.O.T.

Servicio de Ortopedia y Traumatología

Sanatorio Clínica Modelo de Morón