Asientos de Seguridad para Niños en el Auto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los choques de vehículos motorizados son la causa fundamental de muerte entre los niños.  

 

En el preciso momento en el que decidimos salir en familia, realizar un viaje en automóvil surgen interrogan- tes como por ejemplo: ¿Cuál es el mejor lugar dentro del auto para llevar a los niños? ¿Cómo puedo llevarlos de manera y forma segura? Es por eso que debes prestar mucha atención a lo siguiente.

 

Alguno de los errores más comunes es de llevar a los niños en el asiento delantero, o en las piernas del acompañante, sujetos con el cinturón del adulto, o sentarlos en el asiento trasero sin protección alguna.

   

Los datos indican que aproximadamente la mitad de estas muertes pueden prevenirse usando asientos para niños o asientos que elevan (boosters) al niño para uso en automóviles, que se ajusten correctamente a la altura, peso y edad del niño.

 

Hay muchos tipos diferentes disponibles de asientos y boosters de seguridad para niños. Esta nota provee pautas generales para padres cuando seleccionan asientos de seguridad para niños.

 

 

Lo básico sobre la seguridad con los asientos para automóvil:

 

  • En la Argentina, los niños menores de 10 años, siempre deben viajar en el asiento de atrás (Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449, artículo 40 inc. G) y hasta los 12 años según el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o una estatura menor a 1,20 mts. Un niño sentado en el asiento de adelante tiene mucho más riesgo de sufrir lesiones o muerte en un choque (por la fuerza del impacto y también por la fuerza de despliegue del airbag en el asiento de adelante).

  • Hay pruebas fehacientes de que, en choques a tan sólo 50 km por hora, es imposible que el adulto pueda retener a un niño que lleva en brazos, debido a la magnitud del impacto. El pequeño sale despedido con una gran fuerza impactando contra el parabrisas, tablero o sufriendo lesiones ya sea por impacto contra el airbag.

  • No transfiera a su niño al siguiente nivel de asiento de seguridad demasiado pronto (por ejemplo, de un asiento que mira hacia atrás a un asiento que mira hacia adelante). Mantenga a su niño en cada nivel de asiento para automóvil hasta que él o ella sobrepasen los límites de altura y peso establecidos por el fabricante del asiento.

  • Siempre lleve usted puesto el cinturón de seguridad para dar un buen ejemplo a su niño.

 

 

Pautas para elegir asientos de seguridad para niños

 

El tipo de asiento de seguridad depende del tamaño y peso del niño, y también del equipo de seguridad de su vehículo. Antes de seleccionar un asiento para automóvil, asegúrese de consultar el manual de su automóvil, para ver la información útil sobre características del equipo de seguridad.

 

 

Recién nacidos hasta 2 años

 

 

 

 

 

Un asiento de seguridad que mira hacia atrás ofrece máxima protección y debe usarse para la mayoría de los bebés hasta que tengan por lo menos 2 años de edad.

 

Un asiento para niños que mira hacia atrás típicamente tiene una base que se instala en el asiento de atrás, que permite a su bebé permanecer en el asiento para un fácil traslado cuando se entra y se saca al bebé del automóvil. Cuando su bebé sobrepasa los límites de altura y peso establecidos por el fabricante del asiento (generalmente 1 año) cambie a un asiento que mire hacia atrás equipado para un tamaño de niño más grande.

 

Muchos fabricantes ofrecen asientos de seguridad convertibles que pueden ajustarse a medida que el bebé crece. Los asientos convertibles pueden usarse en la posición que mira hacia atrás y también mirando hacia adelante. Los límites de altura y peso para la mayoría de los asientos convertibles admiten a la mayoría de los bebés en la posición mirando hacia atrás hasta que estos tienen por lo menos 2 años de edad.

 

Mantenga a su bebé en el asiento que mira hacia atrás el mayor tiempo posible. Los bebés mayores de 2 años que aún están dentro de los límites de altura y peso para el asiento de automóvil pueden seguir con el modelo que mira hacia atrás hasta que los asientos resulten pequeños.

 

 

De 2 a 4 años

 

Una vez que su niño sobrepasa los límites de tamaño para los asientos de automóvil en la posición que mira hacia atrás, un asiento que mira hacia adelante debidamente sujetado en el asiento de atrás es la opción más segura. Nunca use un asiento construido para la posición que mira hacia atrás en una posición que mira hacia adelante.

 

Si usted tiene un asiento convertible para automóvil, siga las instrucciones del fabricante para convertir de manera segura el asiento de la posición que mira hacia atrás a la que mira hacia adelante. Los niños deben permanecer en un asiento para automóvil que mira hacia adelante provisto del arnés correspondiente hasta que llegan a los límites de altura y peso para el asiento, lo que típicamente ocurre cerca de los 4 años de edad.

 

 

De 4 a 8 años

 

      

 

Un asiento booster que eleva al niño lo colocará en una posición para sujetarlo de manera segura con los cinturones de seguridad para falda y hombros provistos en su automóvil. Cuando a su niño ya le resulta pequeño el asiento de automóvil que mira hacia adelante, sujetarlo con las hebillas en un asiento que eleva al niño en el asiento de atrás de su automóvil proveerá la mayor protección.

 

Hay asientos que elevan al niño con respaldo alto y sin respaldo. Los asientos que elevan al niño con respal-do alto deben usarse en vehículos con respaldos bajos en los asientos que no sostienen la cabeza de un niño.

      

Los asientos que elevan al niño deben usarse hasta que su niño tenga la altura suficiente para que los cinturones de seguridad del automóvil le vayan correctamente. Esto significa que el cinturón de hombro cruce el pecho y el hombro, y no que cruce a la altura del cuello ni del rostro, y que el cinturón de falda cruce la parte alta de los muslos.

 

 

Conclusión

 

La mayoría de los choques vehiculares ocurren en un radio de 25 millas de la casa. Por esa razón es importante asegurarse que su niño esté debidamente sujeto en un asiento de seguridad para automóvil, asiento booster que eleva al niño o cinturón de seguridad cada vez que usted conduce.

 

Y tan importante como lo anterior: asegúrese que el asiento para automóvil que está usando sea el correcto para el tamaño de su niño y esté debidamente instalado. Un estudio de investigación de la NHTSA concluyó que tres de cuatro niños corren mayor riesgo de sufrir lesiones por asientos para automóvil que se usan incorrectamente.

S.O.T.

Servicio de Ortopedia y Traumatología

Sanatorio "Clínica Modelo de Morón"